Archivo por meses: febrero 2014

Con Paco de Lucía

Fue gracias a Pirineos Sur. Tuve la inmensa fortuna de disfrutar de un concierto irrepetible en un entorno mágico, y la oportunidad de saludar a Paco de Lucía y hasta de hacerme una foto con él en el escenario flotante de Lanuza.

Estuvimos desde las tres hasta las cinco de la tarde en el auditorio mientras hacían las pruebas de sonido. Al acabar, fuimos a Formigal a cambiarnos y, aunque el concierto no comenzaba hasta las diez de la noche, a las seis estábamos ya de nuevo camino a Lanuza. Conducía mi hermano, que no quería perderse el espectáculo, y en su coche íbamos mis compañeros y amigos Fernando Herce y Javier Losilla (que iba a presentar a Paco de Lucía), mi cuñada Marga y yo.

Recuerdo con enorme cariño los preparativos del concierto, los nervios, las reuniones previas, la expectación, el maravilloso equipo que formábamos la organización, el cariño… Y en aquella ocasión, especialmente, el silencio; el impecable respeto con que el público daba la bienvenida y escuchaba al maestro.

Con Paco de Lucía

Echa a volar tu imaginación

“La imaginación es más importante que el conocimiento”, decía Albert Einstein. Esa afirmación resulta mucho más evidente en un mundo donde el conocimiento está al alcance de un clic. La directora de Orientación del Colegio Mare de Deu del Angels de Barcelona, Nuria Sánchez–Povedano, se preguntaba en una conferencia que impartió recientemente en Zaragoza: “¿Cómo podemos educar para un mundo que ni siquiera podemos imaginar?” y respondía: “La estrategia que necesitarán para solucionar los retos que se les planteen, sea cual sea ese mundo al que nos dirigimos, es que estén preparados para pensar”. Cada individuo posee fortalezas distintas y, por consiguiente, lo más importante es ofrecerle la mayor riqueza de estímulos y oportunidades para que alcance a la excelencia.

Ser creativos forma parte de nuestro estado natural y, no obstante, si no reforzamos ese talento con el entrenamiento y los instrumentos adecuados, jamás podremos desarrollar todo nuestro potencial.

Robert Dilts, consultor de Programación Neurolingüística, define la creatividad como la capacidad de “idear algo nuevo y materializarlo”. Es necesario, dice, “aportar herramientas para cumplir los sueños, no solo soñar”.  Walt Disney afirmaba que una persona creativa era un soñador realista y crítico. Los procesos de creatividad se caracterizan por un nivel elevado de intuición, capacidad de percepción, flexibilidad, capacidad de asociación, capacidad crítica, esfuerzo, planificación, perseverancia y valentía.

El pensamiento divergente nos permite encontrar respuestas múltiples a una sola pregunta, distintos usos a un mismo producto… ¿Cómo podemos mejorar el pensamiento divergente y, por tanto, la creatividad?

En el seminario Creatividad y talento creador, organizado por el IAF daremos las claves para detectar y potenciar la creatividad y el talento individual, tanto en el ámbito personal como en el empresarial, y entrenaremos el pensamiento divergente y la inspiración.

Para inscribirse al seminario

creatividad2

Planeta lanza “Pétalos de luna” en Click Ediciones

El grupo Planeta lanza mi novela “Pétalos de luna” en su nuevo sello digital Click Ediciones. Es una gran noticia porque significa que ya está disponible en todas las plataformas de venta en España, más las principales de Sudamérica y USA. También para bibliotecas digitales y en NUBICO, la plataforma de suscripción del Grupo Planeta.

petalos-de-luna_9788408125778

Razón tirana

Razón que vienes a prender mis sueños,
a decirme que existen imposibles,
que eres tú ama del mundo, no más dueños,
y a imponerme vallados infalibles.

Suéltame ya, razón, que me haces daño.
Tu argumento, tu método y tu orden
son buenos compañeros, pero extraño
fe e imaginación que te desborden.

Quiero que se derrumben tus fronteras,
tu certidumbre a veces insolente
tus motivos, tus verdades austeras.

Quiero verte de pruebas defoliada.
He resuelto creer, crear, alcanzar.
Suéltame ya, razón, o sé mi aliada.

pájaro jaula

Si Wert tuviera un huerto de tomates

Que la película ganadora de los premios Goya 2014 (“Vivir es fácil con los ojos cerrados”) “transpira honestidad moral”, como dijo su director, David Trueba, quien también recibió el Goya al mejor director, no solo es una gran verdad, sino que es una de las cosas más bonitas que se pueden decir de una película, de cualquier  empresa y de cualquier persona.

En un mundo donde parece que nos hemos acostumbrado a la mentira, al abuso, a la corrupción, a la falta de educación y de respeto, a la falta de honestidad, cuando aparecen por algún lado la verdad, el respeto, la educación, la honestidad… destacan, resplandecen. Por eso la película de David es una película que estaba destinada a brillar. La honestidad del profesor al que da vida Javier Cámara (Goya al mejor actor), su valentía, su perseverancia a la hora conseguir sus sueños sin dejar a nadie tirado en el camino, su sentido de la justicia… son difíciles de hallar en la realidad en la que vivimos. Y no me refiero tanto a la realidad más cercana en la que vivimos, porque, como dijo David, “seguro que este país es pobre en dinero, en recursos naturales, pero es rico en cierta gente que no tiene ninguna visibilidad y en eso somos responsables la gente del cine y de los medios, la gente humilde que hace bien su trabajo, que son honestos”, sino que me refiero a la realidad que vemos todos los días en los medios de comunicación: el poder, los poderosos de este país, se caracterizan justo por lo contrario. ¡Y no digamos nada de los mediopoderosos! Esos observan los mayores defectos de los que tienen más poder que ellos como si fuesen grandes virtudes y se afanan en imitarlos: el mismo grado de servilismo que emplean con sus superiores, lo emplean en mezquindad con los que consideran inferiores.

Me gustó mucho la película, pero la escena con la que más disfruté fue con la del huerto de tomates (lo digo así para no hacer spoiler). Ay si Wert tuviera un huerto de tomates…

¡Enhorabuena David! y ¡enhorabuena, Javier!

Con David Trueba

Con David Trueba

Con Javier Cámara

Con Javier Cámara

Otras entradas sobre la película

Vivir en el mundo como entre amigos

Vivir es maravilloso cuando estás rodeada de gente buena

Con los ojos con cerrados y de la mano amiga

Héroes infalibles

José Antonio Marina: “La culminación de la inteligencia es la bondad”

“La culminación de la inteligencia no es el conocimiento, sino la bondad”, dijo el filósofo José Antonio Marina este jueves en Zaragoza. Para él, el sistema educativo se ha equivocado en la jerarquía de los asuntos: ha puesto siempre la verdad como objetivo y, de esta manera, hemos progresado en ciencia y en otras materias de conocimiento, pero hemos fracasado en resolver problemas fundamentales que se habrían resuelto si el objetivo hubiera sido la bondad.

Una persona buena es “una persona que sabe cuál es la mejor solución a un problema que afecta a una comunidad y, además, tiene la valentía de ponerla en marcha”. La función de la inteligencia “no es conocer –aseveró el filósofo–, sino dirigir bien el comportamiento aprovechando la mejor información posible, gestionando las emociones y ejecutando las decisiones”.

“De nada vale que el entendimiento se adelante si el corazón se queda”, escribió el aragonés Baltasar Gracián, y ayer lo citó José Antonio Marina para ilustrar la importancia de las emociones y los valores en el desarrollo del talento. La capacidad de generar talento es hoy la principal fuente de prosperidad y nivel de vida de un país, y es necesario generarlo, apuntó Marina. Pero hablar del talento no es hablar de inteligencia, sino del uso de la inteligencia. Definió el talento como “la capacidad de elegir bien las metas y movilizar los conocimientos emociones y decisiones necesarias para alcanzarlas”.

Todos necesitamos sentir que progresamos, sentir que ampliamos nuestro campo de acción, y para ello hemos de ponernos metas. “Mediante las metas nos seducimos desde lejos con un proyecto bello, porque no estamos hechos para la mediocridad”, dijo José Antonio Marina y subrayó que es importante no perder en ningún momento el significado de lo que estamos haciendo, no olvidar que estamos en el camino hacia esa meta. 

José Antonio Marina ama la poesía porque cree que ilumina la realidad, “nos descubre los pequeños tesoros que están en las cosas y nos pasan inadvertidos y nos hace ver lo cotidiano de un modo más brillante, más emocionante, más divertido”. Y ama el baile (quiso ser bailarín) por la capacidad que tiene de transformar el esfuerzo en una cosa bella, algo que, según él, no se da solo en el baile, también se da en el pensamiento, en las relaciones y, por supuesto, en el aprendizaje.

Estamos en la era del aprendizaje, la era que nos exige a todos el esfuerzo de seguir aprendiendo cada día y para siempre; sin embargo, ese esfuerzo “no es una condena sino una bendición que nos mantiene jóvenes”. Puesto que hemos de seguir aprendiendo, ¿por qué no nos ponemos como objetivo la bondad?

José Antonio Marina en Patio de la Infanta de Ibercaja junto con la directora de la Obra Social, Teresa Fernández, y la responsable del Ciclo "Educar para el futuro", Ana Farré.

José Antonio Marina en Patio de la Infanta de Ibercaja junto con la directora de la Obra Social, Teresa Fernández, y la responsable del Ciclo “Educar para el futuro”, Ana Farré.

Ponga en este blog su publicidad: le resultará más barato y más efectivo

Las redes sociales no son una moda que va a pasar, “hay empresas que se han arruinado esperando a que pase”, dijo ayer en Zaragoza el Marketing Manager Manuel Alonso Coto. Las redes sociales han revolucionado el universo de la publicidad: los clientes ya no están donde estaban; están en las redes sociales.  Teniendo en cuenta la máxima del marketing “hay que pescar donde están los peces”, las empresas deben volcar ahora su creatividad y sus recursos en las redes sociales si desean obtener un buen retorno de inversión.

“El marketing tradicional está saturado y ya no impacta. El placement (publicidad en películas o series de televisión) también lo está. Cualquier canal digital es más eficaz y más barato que los tradicionales para vender”, aseguró Manuel Alonso Coto. Los clientes son sociales y, por tanto, el marketing también ha de serlo. La batalla no se libra en el producto, se libra en la mente del consumidor. Él decide.

Las redes sociales permiten escuchar a los consumidores (conocer sus necesidades), crear experiencias relacionales marca–cliente y lograr que sean ellos mismos quienes recomienden un producto o un servicio. El valor del capital conversacional (el boca a boca) es más eficiente en las redes sociales; en una semana es posible transformar una marca local en una marca global.

Sin embargo, el marketing digital es puramente táctico y requiere de una estrategia bien trazada para poder aprovechar todo su valor. Es necesario redefinir primero una propuesta de valor, a continuación hacer que todo el mundo hable de ella y hacerlo lo más rápidamente posible.

5 de febrero, Santa Águeda

Hace pocos años restauraron la Iglesia de Laluenga. Como el tiempo de las obras se preveía largo, los santos no podían estar guardados en cualquier parte porque corrían el riesgo de estropearse. Los vecinos, siempre tan dispuestos, decidieron llevárselos a sus casas y se los repartieron según las preferencias o la devoción de cada cual. Santa Águeda estuvo la mía durante dos años (desde 2009 a 2011). Mi sobrino Pablo, que tenía seis meses cuando la vio allí por primera vez, todavía la echa de menos y espera que algún día nos la devuelvan.
Igual que nosotros no hemos olvidado el tiempo que estuvo con nosotros, sabemos que ella tampoco.
santaguedalaluenga

Mapi Rivera, Yolanda Tabanera y Esther Pizarro, tres maestras de Comunicación a través del Arte

“No conoce el discurso de la Verdad sino quien lo escucha por medio de la Verdad…” Muhyiddin Ibn’ Arabí

Mapi Rivera, Yolanda Tabanera y Esther Pizarro participaron recientemente en el encuentro “Tres artistas frente a su obra”, organizado por la Obra Social de Ibercaja en el marco de la exposición “El eterno femenino”. Cada una de ellas habló de su particular proceso creativo y, en esa acción de contar algo tan íntimo, tan desacostumbrado para los no artistas y tan escasamente material, revelaron que su trabajo es, fundamentalmente, comunicar el resultado de otro acto de comunicación entre lo material y lo espiritual o lo filosófico. Transmitir, plasmar, es solo el último paso de la experiencia artística; el primero es escuchar, buscar, conocer.

Mapi Rivera desveló que su gran fuente de inspiración es la poesía mística, “que tiene la capacidad de comunicar directamente con una realidad sagrada”.  Las lecturas de Ibn’ Arabí inspiraron su obra “Mares sin orillas”, que se muestra en Patio de la Infanta. “Las iluminaciones de los místicos son como mares sin orillas, pero la orilla es el referente, donde plasmas tu experiencia”, explicó Rivera, y añadió: “cuando comunicas con algo que te sobrepasa tienes la necesidad de plasmarlo en la pintura, en la escritura…”

Yolanda Tabanera utiliza la práctica artística “como una oración, una especie de vibrar  profundo”. Le gusta escuchar al material artístico, del que afirma que tiene un sentido mágico y espiritual capaz de trasladarla a otros lugares. Dice Yolanda que el arte debe indagar en las cuestiones internas de la humanidad, en lo profundamente humano y considera que ofrece la posibilidad de enriquecer esta realidad. “Peso precioso” es la obra que exhibe en Patio de la Infanta.

También el trabajo artístico de Esther Pizarro tiene como punto de partida la existencia humana. Las referencias filosóficas son clave en su proceso creativo y necesita leer mucho para crear. Cuenta que “el artista filtra la realidad a través de la mirada, ese es el centro del proceso creativo”. Observa puntos de energía que comunican a unos seres con otros y traza mapas invisibles de esos puntos y de las vías de comunicación entre ellos. Esos mapas pueden verse en la obra que Esther expone en “El eterno femenino”, “Doble identidad”.

El Arte y la Comunicación no se limitan a lo que nuestro cuerpo físico percibe por los cinco sentidos. Somos algo más que un cuerpo físico. Salir de los límites que impone lo material, transcenderlos hacia lo superior o hacia el interior, no solo nos hará más libres, sino que nos descubrirá la verdad.

Las artes, el silencio, la meditación, la oración son necesarias para mejorar nuestra capacidad de escuchar, de conocer, de abarcar y, por supuesto, de transmitir.

El psicólogo Abraham Maslow afirma en su obra “La personalidad creadora” que “la educación a través del Arte puede ser especialmente importante no tanto para producir artistas u objetos de Arte sino más bien para obtener personas mejores”. Si educamos la Comunicación con materia artística, si introducimos en ella la inspiración, el espíritu y la belleza del Arte, la Comunicación se hará más pura, más sincera y, en consecuencia, más eficaz.

Yolanda Tabanera, Esther Pizarro y Mapi Rivera en Patio de la Infanta. Foto de Luis Correas.

Yolanda Tabanera, Esther Pizarro y Mapi Rivera en Patio de la Infanta. Foto de Luis Correas.