Archivo de la etiqueta: Barbastro

Mediocentro (Cuento publicado por “Heraldo de Aragón” el viernes 25 de agosto)

Lo escribí especialmente para mi padre, que todos los días lee el Heraldo de principio a fin. En la hemeroteca del “Diario del AltoAragón” encontré varias crónicas de fútbol de “Nueva España” que ensalzaban sus extraordinarias dotes de futbolista y le pronostican grandes éxitos en este campo. Pero él se decantó por otro campo que también le ha proporcionado (y nos ha proporcionado) mucha felicidad.

fullsizeoutput_e15fullsizeoutput_e16

“Pétalos de luna” en el especial Feria del Libro del Diario del AltoAragón

PétalosdelunaFeriadeHuesca

Elisa Río: “Pétalos de luna te atrapa y te genera todo un mundo de sensaciones y sentimientos”

Estos Pétalos de luna me están trayendo regalos de incalculable valor: oportunidades para hablar de temas tan interesantes como el amor, la amistad, la verdad, la responsabilidad, el azar…; momentos mágicos rodeada de amigos y familiares; palabras de agradecimiento, reflexiones interesantísimas, opiniones y mucho cariño de los lectores, y la satisfacción de saber que has ayudado a alguien al poner por escrito algunos pensamientos.

El viernes presentamos “Pétalos de luna” en una ciudad muy especial para mí, Barbastro, capital de mi comarca, ciudad donde estudié de niña, donde nació mi marido y donde viven familiares y amigos muy queridos. Nos reunimos en el Espacio del Vino de la Denominación de Origen Somontano, en el Complejo de San Julián.

La directora de Comunicación de la Denominación de Origen Somontano, Eli Río, que es, además, amiga muy querida y excelente periodista, no solo me acompañó y condujo la presentación de “Pétalos de luna” con extraordinaria maestría, sino que también se ocupó de crear un escenario perfecto para que fuera para todos un acto mágico e inolvidable. ¡Qué bien lo hizo! Gracias, querida Eli.

Dijo, entre otras cosas, Eli que al leer “Pétalos de luna” “te sientes inmersa en medio de la acción. La trama te atrapa y hace que te veas dentro de ella como si estuvieses viviendo todo en primera persona, genera todo un mundo de sensaciones y sentimientos”. Para Eli, “esta novela rompe la clásica historia idílica y se aproxima, con sus luces y sus sombras, a la complejidad de las relaciones reales, al romanticismo del siglo XIX”. Subrayó también que “Pétalos de luna” “trasciende lo concreto y ofrece mensajes vitales universales”.

Setenta personas asistieron a esta presentación. La Denominación de Origen Somontano y la Librería Castillón nos obsequiaron después con un Vino y con un aperitivo. ¡Qué detallazo!

Millones de gracias a Eli, a Víctor Castillón y a todos los que me acompañasteis en esa presentación e hicisteis que fuera inolvidable.

DSC04643DSC04639

La propagación de la escritura

Lo maravilloso de escribir es escribir, sin más. Pero cuando el escrito está acabado, viene ese delicioso reposo que consiste en no estarse quieto y en el cual cada acción se refleja y se propaga como cuantos de luz, como fotones.

Y así es que un año y medio después de su publicación en ebook, continuo gozando de las muchas alegrías que me proporciona “Pétalos de luna“. Participar en el Congreso del Libro Electrónico fue una de las grandes, y las grandes tienen muchas irradiaciones. Hoy, por ejemplo, he recibido dos fotones (valen aquí las dos acepciones de la palabra; la que está en el diccionario y la que se entiende como buenísima foto). Primero, Eli Río ha publicado en un grupo de whatsApp que compartimos un foto de la página de El Cruzado Aragonés donde se muestra un momento para mí muy feliz del Congreso: cuando conocí a Luz Gabás y me reencontré con Antón Castro y con Esteban Navarro. Y hace un rato, otra alegría: Lolo Sampedro, la directora de El Cruzado y buena amiga, me ha enviado la foto original. 

Muchas gracias, Lolo, por la publicación de El Cruzado, y muchas gracias a las dos por ese gesto tan bonito de enviarme las fotos.

10752513_864736593561337_1058527920_o

 unnamed

 

 

La urgencia de actuar

Cuando presenté “Pétalos de luna” en Madrid, junto con Maribel Verdú, Jorge Sanz y Luis Alegre, hablé de la alegría que suponía para mí publicar en ebook. ¡Mi novela en una pantalla! “Y al cabo —añadí— ¿no pensáis que el valor de una novela está en la propia novela (el lenguaje, la historia, los personajes, las emociones que es capaz de causar…) y no en el formato?” (Por cierto que tanto Maribel como Jorge afirmaron que la querían en pantalla, pero en pantalla grande, y con ellos como protagonistas).

Así lo dije y así lo pienso; sin embargo, ahora que ha transcurrido algo más de un año después de aquel entrañable y divertidísimo acto de presentación, y pese a que continúa produciéndome la misma alegría que entonces ver “Pétalos de luna” en un libro electrónico; aspiro (además de a disfrutarla en la pantalla grande), a verla impresa en papel. Aspiro a tocarla, a olerla (como dicen los amantes de las hojas) para que aquellos que aún no leen en formato digital, puedan leer mi novela. Para que nadie de cuantos se han interesado por ella se quede sin leerla.

Empecé así la presentación de la novela:
“Pétalos de luna” es una novela que recuerda la urgencia de actuar.

El II Congreso del Libro Electrónico que se ha celebrado estos días en Barbastro ha puesto también de manifiesto la urgencia de actuar: de unir esfuerzos de libreros, bibliotecarios, editores y escritores; de facilitar la lectura, de dar al lector lo que quiera y donde lo quiera; de crear un mercado de libros único para quienes hablamos el mismo idioma; de dejar de poner impedimentos que lo único que hacen es favorecer la piratería… y de otras urgencias que tan bien ha plasmado Darío Pescador en las conclusiones del Congreso.

Enhorabuena a Fernando García Mongay por idear y poner en marcha este encuentro que no solo invita a la reflexión y a la puesta en común, sino, sobre todo, a la acción. Enhorabuena y muchas gracias por haberme invitado a participar en él. Ha sido muy importante para mí. Fue un lujo compartir la mesa redonda con Antón Castro, Luz Gabás y Esteban Navarro.

Las fotos son del maravilloso artista Álvaro Calvo. Todo un lujo.

15045423004_00823ebfd7_b

15664981891_64ee44f3bb_b

Del ebook al papel o los caminos del éxito

Del ebook al papel o los caminos del éxito es el título de la mesa redonda en la que participaré el próximo miércoles, 30 de octubre, en el Congreso del Libro Electrónico.

El ebook y el papel son solo los soportes.
Lo esencial, la obra, la literatura.
¿Los caminos? Cuando la obra está escrita y publicada, en un formato o en otro, ya hay muchos caminos recorridos.
¿Y el éxito? Éxito es haber conseguido escribirla. Es sentirse satisfecha con ella. Es publicarla. Es que guste, que emocione, que se aprecie como una buena novela. Es que te hablen de su calidad literaria. Es que te escriba un lector y te dé las gracias por haberla escrito. Son todas las alegrías que se derivan de haberla publicado. Y es, por supuesto, que la lea y la disfrute el mayor número de personas posible. Y aquí, únicamente aquí, es donde el formato (ebook o papel) determina la diferencia.
Muchas personas no han leído “Pétalos de luna” porque no está publicada en papel, solo está en ebook.
A pesar de que para mí lo único que importa de una novela es su calidad literaria y no dónde y cómo la lees, confieso que hasta hace algo más de un año, asociaba el placer de leer con el libro en papel. Sin embargo, quizá a raíz de la publicación de “Pétalos de luna” en ebook, o tal vez solo porque los nuevos tiempos van trayendo cosas nuevas, comencé a acostumbrarme a leer en formato electrónico y voy encontrando en este cada vez más ventajas: es mucho más barato (“Pétalos de luna”, por ejemplo, solo vale 3,99€, o 3,79, según dónde se compra); no hay que quitarle el polvo; lo llevas contigo para leerlo en cualquier parte sin tener que soportar peso adicional; adaptas el tamaño de letra a tu capacidad de ver; puedes subrayar, escribir comentarios, encontrar el significado de una palabra en el diccionario solo con hacer clic sobre esa palabra…
Si es una buena obra, me produce idéntico placer leerla en ebook que leerla en papel. Y si no lo es, no me gusta en ninguno de los dos soportes. El modo en que se lee no añade ni quita nada ni a los personajes, ni al argumento, ni al lenguaje…
He releído en formato electrónico algunas novelas: Cien años de soledad, Fortunata y Jacinta, El retrato de Dorian Grey, Luz de Agosto, Marianela, Una mujer sin importancia, Doña Perfecta, etc. Y las he disfrutado igual que en su momento los disfruté en papel. Y he leído otras nuevas como por ejemplo La transformación de Johanna Sansíleri, novela que incluyo entre mis favoritas y entre las que más me han marcado.
Después de escribir todo esto, ¿cuáles diría que son los camino del éxito? Si entendemos por éxito que compren y lean la novela cuantas más personas mejor, el éxito es que la publiquen en todos los formatos, en ebook y en papel. Porque hay una parte del camino que recorre el autor, pero hay otra que hace el lector, y es necesario abrirle todas las vías para que transite hacia la novela por la que le resulte más fácil, o por la que más le apetezca.
A mí me queda por recorrer esa parte del camino, la que lleve a “Pétalos de luna” al papel para acercarla a más lectores.
Entre tanto, podéis comprarla en ebook en diversas páginas.
petalos-de-luna_9788408125778