Archivo de la etiqueta: Bizén Fuster

Gracias por la espléndida tertulia en el Club de Lectura de Lucena de Jalón

Las lectoras de Lucena de Jalón me descubrieron ayer infinitos matices de “Pétalos de luna” en los que yo jamás habría reparado. Diferentes tonos, distintas escalas, gamas dispares que me fascinaron y que, estoy segura, engrandecerán mis próximos escritos igual que ya me han enriquecido a mí misma.

Su interés por mi novela, su gran saber leer, la particular sensibilidad de cada uno de ellos, el acierto de sus reflexiones, su exquisita amabilidad, su simpatía, su hospitalidad y su cariño permanecerán para siempre en mi corazón.

Gracias a cada una de ellas y gracias también a Bizén Fuster, que es quien me invito a participar en este ciclo organizado por la Diputación de Zaragoza.

DSC06756

 

Alicia Giménez Bartlett

Domina el lenguaje igual que cualquier escritor quisiera hacerlo algún día. Tiene además un don para convertirlo, si es necesario, en un recurso cómico en sí mismo, y lo hace con la misma sabiduría, con la misma agudeza y elegancia con que lo hacía Cervantes en el Quijote, en los momentos indicados (aún en los más duros y crueles, que es precisamente cuando más se necesita) y con la intensidad oportuna. En ese humor se halla, según ella, la clave de la lealtad de sus lectores; pero hay muchas más cosas: está su prosa eficaz, límpida, depurada que fluye desde el papel hasta la mente y hasta las entrañas de quien la lee. Dice Alicia Giménez Bartlet que espera con ansia cada día que lleguen las ocho de la tarde porque es la hora a la que ella se sienta a disfrutar de sus lecturas, y yo lo que anhelo es encontrame con ella en sus obras. Ya llevo leídas unas cuantas pero no pararé hasta que las complete todas porque cuando se empieza a leer a Barltett ya no se puede parar. Experimenta con nuevos modos de narrar que unidos a la variedad de sus personajes dan como resultado apasionantes polifonías de lenguajes, de estilos orales y de léxico. Leed su última novela, “Hombres desnudos”, y escucharéis un concierto  sublime. Crea personajes reales, compactos, libres y dueños de su albedrío a los que respeta y trata con inmenso cariño, a cada uno de ellos. Después de conocerla, una se da cuenta de que no puede ser de otra manera.

Millones de gracias a Ramón Acín, a Bizén Fuster y a la Diputación de Zaragoza por regalarme la oportunidad de pasar una tarde con la grandísima Alicia Giménez Bartlett. ¡Cuánto me divertí y cuánto aprendí!

5

IMG_6777